domingo, julio 22, 2012

Desazón y deseo..






Días largos, callados... Entre desazón y espera, entre el sol y la lluvia, y ante el estruendo de la luz, de un escondido deseo...

Me ofrendaré
ávida como
los peces
en lo profundo;
rozaré Sus labios,
Sus hombros
y Sus pezones;
hundiré mis
mejillas
entre Sus vellos
y mis dedos
en Sus costillas
buscando ternura.
Esperaré también...
Esperaré que
me despoje
de los vestigios
de pudor
y miedo,
del último velo,
del que
me cubrió
primero
por la mañana.
Ante la vista
de Su ansiado
vientre, 
liberaré
de su prisión
al gozo, 
fiesta en mi boca
y en mi saliva.
Anidará un pájaro
entre mis labios,
y después,
despacio,
batirá sus alas
en mis entrañas...
Empezará
el fuego
en mi costado,
me volveré
de espaldas...
me convertiré
en Su sombra.

Sara Elena@

PD: Las fotos son del camino entre Puerto Escondido y Juquila, Oaxaca, y son mías@

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa corriente de pensamientos y deseos. Hiciste falta en estas noches continentales con tus palabras.

Te sigo, siempre te sigo.

El inmenso mar de melancolía dijo...

Hola. Has regresado. Te quiero saludar-

El inmenso mar de melancolía dijo...

Me has dado el honor de estar nuevamente en contacto contigo. Una reverencia de humilde ser humano, de lobo estepario. Recibe mis deseos de paz y bien.
Pepe.