domingo, junio 17, 2012

Inconmensurable




LLuvia... y con ella, el sonido de la nostalgia de un día lejano...
 
Me uní al tono del día
en el que Su mirada fugaz
atravesó mis pantanos
y fue luz,
misterio incandescente, 
orilla refugio, 
ala de pájaro libre,
el crisol del tiempo.


Mi cuerpo colmado,
los labios inventando
las caricias todas:
Mar-yo salado,
brioso al ocaso,
rodea capullos,
enraiza en Su arena,
rompe y se aquieta.@
Sara Elena. 
PD: Las fotos son de la inconmensurable, bella Sierra Norte de Oaxaca, y de la hermosa playa de Rosarito en Baja California, ambas en México, y son mías@.

3 comentarios:

Carlos Sotomayor dijo...

inconmensurable es como te extrañamos cuando pasa tanto vos sin escribir chola!

gracias por el monte, el mar y palabras que siempre envidio a quien van!

El inmenso mar dijo...

Sarita, mi gran amiga.
Me impresiona la manera de como te trasladas de un lugar a otro; la letra de tu poesía, todo se entreteje para darnos un regazo de mundos admirables.¡Me encantas como eres, me emocionas!!!! Me haces sentir ViVO!!!! Me fascinas por ser lo que eres: Una persona grande, grande, con un espíritu magnánimo.
Un abrazo lleno de ternura y melancolía del Pepe, quien siempre te lleva en su "baúl" de recuerdos indelebles.

Alicia María Abatilli dijo...

Hermosa fotografía.
Gracias por la poesía.
Sensibilidad a flor de piel.
Un abrazo