domingo, abril 24, 2011


Fluxus

Mis olas
y las Suyas,
de manera natural,
fluyen por mi espalda;
flores nacientes
entre lunas
me desgarran;
ritmo en los espejos
donde toda imagen
es posible,
tensión dialéctica
entre el deber
y los instintos;
semillas de Su lengua
germinan en mi boca,
las circundan
mieles,
tibia agua
que las lleva de regreso
para sembrarlas
en mi aliento.
Sus dientes
son bahía
de mi piel y sus texturas;
rompemos fronteras
con abrazos,
un beso enloquecido
deviene molusco
lento en mi alma;
reinventamos
la lluvia,
los sonidos,
Nuestro idioma cotidiano...
Sara Elena@



PD: La foto es un camino cercano a la Ciudad de Durango, México, con aguas, corrientes y una luna naciente misteriosas..., y es mía@.

7 comentarios:

Carlos Sotomayor dijo...

ah Sarita! que te hemos echado de menos chola! vos has vuelto con sutil sensualidad que es linda y que invita a lo que cada quien quiera desear!!!!

Un beso para vos!

·Cínica· dijo...

Me haces transportarme a un plano similar, a lo que describes.

Grande.!

Mixha Zizek dijo...

muy bello poema, me gusta mucho su ritmo, besos

DRIADA dijo...

Recogidos esos mil besos, como no.
He agrandado la imagen y disfrutado de ella a mis anchas y , en cuanto a la poesía más torpe soy para disfrutar de ella ... pero lo intento.
Un abrazo grande

Anónimo dijo...

Chand o Sara que con agua y más agua haces las mañanas tan distintas... Amo tus poemas mujer misterio de lo lejos.

Te sigo.

la MaLquEridA dijo...

Las olas fundidas en un mar de caricias y sensaciones.


Bello poema.


Un beso.

ChAnd dijo...

Gracias a todas, a todos por abrir espacios para pasar por estas páginas tan personales y tan solitarias...