sábado, diciembre 04, 2010

Y me sumerjo...



Navego azul en Su mirada...
Y así nacieron la Mujer maíz, el Hombre de barro, la Mar, las Sirenas; mariposas, flores, raíces  y  montes…
“Primero todo era silencio, había mucha calma. No había nada que estuviera en pie en toda la faz de la tierra, solo existía el mar en reposo y un cielo apacible. Todo era oscuro, solo Tepeu y Gucumatz, los progenitores, estaban en el agua rodeados de claridad. Ellos son los que disponen de la creación de árboles, bejucos, nacimiento de la vida y del hombre. Se formó el corazón del cielo. Mediante su palabra ellos hicieron emerger la tierra. Dijeron “Tierra” y ésta fue hecha.” PopolVuh

Me sumergí  Selene en Su enigma  y  un beso lunar develó a la azul Sirena, paradoja  añorante de Sus aguas de vida. 
Me sumergí  ábrego en Sus sueños y me adherí a Su arquetípica huella con el estruendoso correr de mi savia.
Me sumergí  alada en Sus pasos y de un abismo infinito emergieron nostalgias para sostenerme en el hilván de Sus huesos.
Me sumergí agua en Sus ojos y devine inmensidad del tiempo en dulce corriente hacia Su pensamiento.
Me sumergí luz en Su boca y sangré mis tenaces heridas con la recatada intimidad de Sus horas calladas…
Me sumergí  caricia en Su espuma y rebasé las horas sempiternas, armonía sin aire y sin pausa.
Me sumergí pulso en Su plenitud y me desaté en Su pecho límite de toda mi calma.
Me sumergí  avidez en Su ausencia y el alma se hizo menguante, espacio de besos heridos por la demora y  voces lejanas.
Me sumergí aporía en Su dilema y encontré las respuestas en las diáfanas gotas de Su corazón laberinto…

Y un secreto y un trozo me guardo, para susurrarlos a Su oído...
Sara Elena@.

PD: Las fotos son fragmentos de casa justo esta tibia tarde de otoño, de sol perezoso, añorante... y son mías@.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Chand! esta pieza es del todo superior! preciosa y profunda y me he sumergido en ella ansioso y curioso para aliviar este frío de mi país.

Gracias increíble luna!

Isabel dijo...

Y mucha sensibilidad y mucho arte para decir y para captar la sombra de esas hojas en un precioso recorte de ventana con marco azul.... y son mías, dices ¿ y quien lo duda?.
Un abrazo

El inmenso mar dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
El inmenso mar dijo...

¡¿Maravilloso, amiga, tus tomas relejan vida, me gustò!

Carlos Sotomayor dijo...

Chola linda este poema es bien intenso! me hace evocar mar y arena y olas y tierra! amor y vientos, vos sabras por que lo escribes aunque yo quisiera ser un beso para vos!
Besos chola!

la MaLquEridA dijo...

Y nos sumergiste en el fondo del alma de una mujer sensible como tu.



Un beso.

El inmenso mar dijo...

Un abrazo Sarita, de esos que se dan en medio de la guera, cuando dos amigos se encuentran y lo ùnico que dicen: cuìdemonos, porque hay gente que vale la pena y regresar a verla, vale mucho. Ese ser eres tù.
Pepe