viernes, enero 27, 2017



En los afanosos días, cuando a pesar del tiempo que lo arrasa todo, se conservan la belleza y el amar...

El tiempo domina 
los espacios,
voces contra muros,
imágenes que huyen
en repetido azar.

Sobre cúpulas 
se elevan oquedades,
rasante intervalo
de un cielo allanado
en desmedida humedad.

Rozan yemas insomnes            
lábiles botones
              -como si los conocieran-
y los silentes besos
pálidas palomas 
rebosantes de agua,
de un rito blasfemo
y peninsular.

Siluetas de luna, 
de montes y simas
iluminan fuentes
subterráneas;
quilla pulsante,
lenta y sediciosa
alcanza
capullo en pleamar.

©Sara Elena

La foto es Antigua, Guatemala, y es mía©

No hay comentarios.: