domingo, diciembre 18, 2011

Detalle



En la tarde, ya fugándose el otoño, sólo un pensamiento...

¡Barco-yo, mi alquimista! que en Mezquita me hizo almíbar y flor de tallo trémulo y fluctuante, y anhelo en suspiros, y geografía extensa, transformada, resonancia de Su voz, de Sus ojos, de Su aroma, que con la luz de Sus pisadas forjó la imagen de un deseo íntimo y prohibido, y el altar cubierto de rocío...@
Sara Elena.

PD: La foto es talle, anhelo y geografía... y es mía@

5 comentarios:

Carlos Sotomayor dijo...

Chola he estado esperando estas frases como tallos y flores que crecen en todos lados y que son lindos de modo natural, como tu misma Sarita, y que bella la foto!

El Drac dijo...

Un texto muy original que describe emocionalmente la imagen.

Un gran abrazo

HATOROS dijo...

PRECIOSO.

Driada dijo...

Y te he llamado Guadiana.... cuando he sido yo la que estaba oculta y me había perdido tanta preciosidad en imagenes y esos versos que para m son inalcanzables.
Un abrazo Sara

Anónimo dijo...

Has vuelto Sara y respiro como si tu huída hubiera sido un mal sueño y no una despedida. Sabía que volvías porque no puedes dejar abandonada a tu sirena ni tu mar ni a tu hombre de barro que resguardan tu marea.

Te sigo siempre.