domingo, abril 11, 2010

Dulce melancolía...



Un poema, una ciudad que es como de todos, donde los gatos y sus pequeñas huellas nos ofrecen la dulce melancolía de las cuerdas, de un lánguido cello...

Volcanes plenos,
lava y fuego,
tiemblan
y estremecen
nuestra tierra...
La luna crece como
carmín  naranja,
las punta de los dedos
la tocan,
escriben
en su suave corteza
otra historia.
Una sirena encantada,
a bordo de ti-Barco,
arriba a la orilla divina
de su olvido,
cambia de piel,
¡renace en el oceáno!@

Sara Elena.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Fabulosa entrada Chand, la música es extraordinaria y triste y el video una gran obra de arte.

Me complace que estes de vuelta en tu blog que siempre sigo.

Isabel dijo...

Me he quedado embobada viendo y escuchando el vídeo , que preciosidad y que original , no sabía de él .
Gracias por tus comentarios me alegro mucho cuando te leo.
Un abrazo

Conxa dijo...

Ostras, Sara Elena, que pieza más bonita y es perfecta como fondo a ese poema que nos dejas. Últimamente escribes verdaderas joyas, nena. Creo que hasta voy a publicar en mi blog alguna.Me dejas??? ( ;

Besos de estos dos corazones que te quieren y te quieren bien, preciosa.

Carlos Sotomayor dijo...

Sarita ya te dije que el video es supremo chola, pero tu poema tu poema me mata de melancolia porque esta chulo y no es para mi.

ChAnd dijo...

Gracias amigos, definitivamente, este video me fascina, es muy rico en creatividad, en imágenes y la música es realmente de éxtasis, con amor y tristeza, con mucha melancolía. Déjenme decirles además que estoy casi segura de que se ve varias veces la catedral de México.

¡Saludos!

¿quien soy? dijo...

Imagínate que hace unos dias estamos por abandonar a la gara con sus párvulos en alguna parte ¡y tu te me apareces con esto!