domingo, agosto 31, 2008

Ramadhan y el poder de la intención...



Este 1 de septiembre, espero también en este nuestro lado del mundo...viene otro Ramadhan o Ramadán... Hace un año ya que escribí sobre el tema en este blog, ¡que pronto! Otra oportunidad que no sé hasta donde voy a poder aprovechar...
En el contexto del Ramadhan vale decir que una de las cuestiones más importantes, igual que ocurre con el Salat, es la intención: No basta con el hecho físico y real de la abstinencia de todo aquello que rompa el ayuno, ya sea bebida, comida o relaciones sexuales, desde el alba hasta la puesta del sol, sino que como verdadero pilar está tener la intención. Se debe tenerla presente en la mente y en el corazón, sin necesidad de decirla... se debe tener asimismo la voluntad de no herir, no dañar a nada ni a nadie ni con la boca ni con la mirada, ni con el pensamiento ni con la acción... Díficil ¿verdad?
Este año no prometo nada... simplemente espero lograrlo. ¡Salam y Ramadhan Mubarak!
PD: La foto es la Mezquita de Bargerhat, Bangladesh, y es mía ©.

4 comentarios:

J.C. dijo...

Sera cierto que todo lo que nos une a los seres humano es una energía cuyo origen se encuentra en nuestras mentes? al perecer todas las creencias afirman de diferentes formas esto. Los cristianos con llamarnos "hermanos" La sabiduría Zen diciendo que cada persona es una pequeña ola que conforma un "mar", Y la misma ciencia adentrando a campos no materiales se atreve a afirmarlo con "el poder de la mente" Ejercen alguna influencia los deseos, los pensamientos en la materia? esto del poder de la intencion tiene muuuchos cauces que discutir. Un placer venir por qui.

Juan Carlos.

ChAnd dijo...

Mi querido J.C. ciertamente lo que muchas religiones afirman es la UNICIDAD... Para las religiones monoteístas como el Islam, es la unicidad de Allah como Dios unico. Creo que una de las vivencias más interesantes que podemos tener como seres humanos es cuando de pronto, en los espacios de meditación, de reflexión que nos demos, súbitamente experienciamos esta unicidad nuestra con todo lo demás existente, con lo "creado", y tomamos esa especie de conciencia de que tenemos un vínculo con el árbol, con la araña, con el otro ser humano... que podríamos ser él...

En cuanto al poder de la mente... pues sí... finalmente es energía... Según la física, todo es materia y energía, y tenemos múltiples desarrollos tecnológicos y múltiples ejemplos en la natura de cómo la segunda ejerce influencia sobre la primera. La importancia de la intención en el Islam, como en otras religiones, está precisamente en esta crencia del poder que puede tener en uno mismo, en el ambiente y en los demás el sólo pensar o desear algo negativo.

Saludos afectuosos a ti, joven y excelente escritor, ya te veo.

Damián dijo...

Querido Chand, desde mi agnosticismo y mi ateísmo cargado de fé te agradezco este post, que desde mi respeto hacia las prácticas islámicas no me parecen más que otra manera de ser un poco mejor.
Me quedo con todo lo bueno que inculca cualquier doctrina.
Un abrazo enorme y hasta pronto

ChAnd dijo...

Querido Damián, ¡ya lo creo! mucho de bueno he encontrado en esta vertiente del Islam llamada Sufismo, aún estando tan lejos de muchos de sus principios y prácticas... Soy sólo una mala aprendiz, pero te aseguro que lo poco que he logrado colocar en mi vida la ha enriquecido de modo inexpresable. Un saludo cariñoso al sorprendente Capitán Chinaski.