viernes, julio 11, 2008

Una historia extraña...


Es ésta la extraña historia de cómo, una noche de junio, la Mar se hizo al Hombre... y no el hombre a la mar...


Y la Mar se hizo al Hombre, contenida en su forma perfecta de cálida arena que desató los nudos y soltó las amarras.
Y la Mar se hizo al Hombre, agitadas sus aguas por la brisa callada que humedece su insomnio, sus ojos, su luz, su memoria.
Y la Mar se hizo al Hombre como al horizonte infinito se hacen las aves y la lluvia salada.
Y la Mar se hizo al Hombre de frutos prohibidos que recuerdan su nombre de tiempo sin pulso y noche estrellada.
Y la Mar se hizo al Hombre como a su piel y a su aliento se hicieron su vientre y su calma.
Y la Mar se hizo al Hombre como a su mirada de sexo profundo, de aridez y nostalgias, de circundados temores ...se hacen el amor, la avidez, la ternura y el alma desnuda...
Sara Elena

PD La foto es del hermoso puerto de Tarragona, y es mía.

4 comentarios:

conxa dijo...

Ummmmmm, Sara has vuelto muy inspirada de tus viajes,eh??

Me gusta ese Mar y ese hombre.

Muchos besoss guapíiiiisima

ChAnd dijo...

¡Mi amiga! Pues sí, creo que sí,,, lo sabes, todo fue inspirador y maravilloso... el útimo viaje también, así que aún debo algunos relatos... Mil besos querida Conxa...

Carlos Sotomayor dijo...

Sarita si que estás inspirada. Vos suenas rara y evocadora y eso es muy lindo aunque me inquieta un poco! Revisa mi ultimo trabajo de foto en JP.

Te quiere,

Carlos.

ChAnd dijo...

Carlos, igual qué gusto saludarte. Sí, tal vez sonó raro pero así estoy yo... totalmente extraña en algunos sucesos de vida... No sé quién tienen que alarmarse, la primera soy yo.

Ya vi las fotos, ¡magníficas! A ver si nos compartes alguna por acá. Saludos.